V de Vallalta - Preguntas con respuestas alternativas

Siempre hemos sabido que la historia de la humanidad está plagada de lagunas conceptuales y explicaciones poco coherentes a hechos como los que se explican en las diferentes tradiciones ancestrales que provienen de todas las culturas de nuestro planeta, construcciones megalíticas, alineamientos astronómicos precisos, restos de tecnología avanzada, gigantes...
Muchos investigadores que han intentado dar una explicación lógica pero alejada de la corriente oficial han sido tildados cuando menos de excéntricos. Pero cada vez somos más...

jueves, 17 de abril de 2014

EL EXTRAÑO SER DE ATACAMA



El humanoide de Atacama (Chile), fue encontrado por Oscar Muñoz en 2003, envuelto en ropa blanca y atado con una cinta violeta. Se hallaba entre los objetos de valor que Oscar buscaba en la Iglesia abandonada de La Noria, en el desierto de Atacama.

Dicho ser de aspecto humanoide, en principio, se pensó que era un feto de mono o algo así, pero al analizarlo, sorprendentemente dió como resultado que son de un humanoide híbrido.
Los restos del humanoide son de un ser muy pequeño, ya que no mide más de 15 cm de alto. Tiene la cabeza ovalada y dientes duros.


Más tarde, después de muchas especulaciones, se procedió a analizar el ADN, extraído de la médula ósea de las costillas, para ver la naturaleza del humanoide. Se le encargó al equipo de científicos de Stanford, dirigidos por el profesor Steven Greer.

La conclusión a la que llegaron es de que los restos son de un ser humanoide varón, que llegó a vivir unos siete u ocho años.
"Puedo decir con absoluta certeza que no es un mono. Es humano, más cercano a los humanos que a los chimpancés. Vivió hasta una edad de seis a ocho años. Obviamente, respiraba, comía, metabolizaba. Se pone en duda qué tamaño podría haber tenido cuando nació", explica Garry Nolan, director del instituto de células madres de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, en California.

¿Hibridación extraterrestre?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada